martes, 15 de mayo de 2012

LOS PITUFOS

Los Pitufos (en el original francés, Les Schtroumpfs) son unos personajes creados por el dibujante belga Peyo en la historieta La flauta de los seis pitufos (La Flûte à Six Schtroumpfs) perteneciente a su serie Johan y Pirluit para el semanario Le Journal de Spirou el 23 de octubre de 1958.1 Tal fue el éxito de estas criaturas azules de pequeño tamaño, equivalentes a gnomos o duendes benignos, que pronto protagonizaron sus propias historietas, así como películas, series de dibujos animados y videojuegos.




Denominación



El nombre original de los pitufos en francés es Schtroumpfs. Su nombre en español se le ocurrió a Miguel Agustí, redactor jefe de la revista Strong, donde fueron publicados por vez primera en castellano en 1969.2 Durante más de un mes, estuvo buscando un nombre que pudiera conjugarse hasta que recordó el personaje de Patufet, figura emblemática del folclore catalán (y el nombre de una célebre revista infantil de preguerra en catalán).2 De ahí derivó el nombre de Los Pitufos, que se mantendría en las siguientes versiones españolas2 (menos en TBO, donde aparecieron brevemente a mediados de los 70 rebautizados como Los Tebeítos).



Argumento


Los pitufos constituyen una comunidad secreta de pequeños seres azules que viven en setas en lo profundo del bosque. No usan nombres propios para tratarse entre sí, y tienen todos el mismo tamaño, apariencia y vestimenta (unos pantalones y un capuchón blanco, que son rojos sólo para el Gran Pitufo o Papá Pitufo que los lidera), pero entre ellos sí que parecen distinguirse; a pesar de ello existe una serie de personajes recurrentes, que se distinguen por sus virtudes o defectos, por sus aficiones o por alguna otra peculiaridad, y son llamados por ella: tenemos así al Pitufo Gafotas (Pitufo Filósofo en Hispanoamérica), el Pitufo Bromista, el Pitufo Valiente, el Pitufo Goloso, el Pitufo Gruñón, el Pitufo Manitas, el Pitufo Vanidoso, el Pitufo Poeta, el Pitufo Simple, el Pitufo Perezoso, el Pitufo Labrador, el Pitufo Deportista...

Su lengua entremezcla palabras humanas normales con la palabra "pitufo", usada tanto como nombre, como adjetivo (pitufal) o como verbo (pitufar), y que a los humanos suena siempre igual, pero que ellos parecen distinguir sin problemas; por ejemplo, en el álbum El País maldito un pitufo huye de su hogar para pedir ayuda a Johan y Pirluit contra "el pitufo que pitufa pitufo", y se levanta una fuerte polémica tratando de averiguar qué significa la expresión, que de hecho acabó por ser "un dragón que echa fuego".

Sin embargo, en la mayoría de las ocasiones sus enemigos son el brujo Gargamel y su gato Azrael.


Adaptaciones a otros medios


En 1965 los pitufos cobraron vida en una película belga, Les aventures des Schtroumpfs, con guiones de Yvan Delporte y el propio Peyo.

Hanna-Barbera produjo entre 1981 y 1990 una serie de televisión, Los Pitufos (The Smurfs en el original estadounidense), una de las más extensas realizadas por este estudio de animación y una de las series animadas estadounidenses de las que más episodios se han realizado, siendo superada únicamente por Los Picapiedra, Scooby Doo y Los Simpsons.

En 2011 se estrenó Los Pitufos, una nueva película que combina la imagen real con los personajes generados por ordenador.

 

 

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada